Todos y todas somos Milagro

16.01.2017 | Nacional

Todos y todas somos Milagro

El encierro injusto de Milagro Sala es la expresión más cruel y contundente del plan de las corporaciones que ejecuta Mauricio Macri con el propósito de perseguir a los militantes populares, reprimir la protesta social y amedrentar a cualquiera que aspire a reclamar por condiciones de vida digna, con plena vigencia de derechos para todos y todas. 

Milagro no está presa por la comisión de un delito; está presa por india, por mujer, por negra y por kirchnerista. Fue encerrada hace un año a contramano del Estado de Derecho, con el impulso de los gobiernos provincial y nacional y la anuencia de un sistema judicial diseñado y dependiente del gobernador Gerardo Morales, el presidente Macri y las corporaciones económicas cuyos intereses ellos representan y defienden. 

Milagro Sala está encerrada porque en libertad se rebeló a su supuesto destino de marginalidad y miseria; porque creció y enfrentó a patrones y jefes hambreadores; porque se resistió a la violencia institucional de Gobiernos locales, provinciales y nacionales cómplices de las elites, restauradores de privilegios minoritarios y negadores de derechos populares; porque abrazó a sus pares para edificar juntos y juntas un hoy y un mañana de dignidad. 

Milagro está tras las rejas porque Macri, Morales y sus representados no pueden soportar que ella organice a los jujeños y jujeñas pobres; no pueden tolerar que ella no se someta y demuestre que nadie debe someterse; no pueden admitir que -junto a miles de compatriotas rebelados y rebeladas a ese futuro oscuro que les diseñaron los ricos- levante barrios, plazas, piscinas, escuelas, comedores, centros culturales. Milagro está presa porque es kirchnerista y porque expresó y expresa con su militancia, su compromiso y su organización la esencia de un proyecto que transformó y transformará el país a favor de las grandes mayorías populares. 

Milagro está en la cárcel porque si no estaría en la calle, enfrentando el ajuste macrista junto a sus compañeros y compañeras, sublevándose al plan hambreador y construyendo con otros luchadores y luchadoras la Argentina que viene. 

Su detención es la evidencia extrema de la persecución desplegada contra todo el proyecto nacional, popular y democrático que encabeza Cristina Kirchner. Es la demostración cabal de que el Gobierno de Macri está dispuesto a maniatar a los militantes y dirigentes que fueron protagonistas del mejor Gobierno de los últimos 60 años y que luchan contra la desigualdad y el ajuste, empezando por la propia expresidenta, a quien someten a un asedio judicial y mediático con pocos antecedentes en la historia del país. 

Hoy, en el marco de una crisis social muy grave y de una persecución política que corroe los cimientos de nuestra Democracia y despierta rechazos en todo el mundo, exigimos la inmediata libertad de Milagro Sala y de todos los compañeros y compañeras que padecen el encierro injusto dispuesto por Morales y Macri, con el aval de un poder judicial a su servicio. 

Un presente edificado sobre la injusticia y la negación de Derecho, donde las ambiciones minoritarias se imponen a las necesidades de las mayorías populares, es la antesala de un futuro imposible, porque en cada compatriota marginado, excluido, privado de dignidad vive y crece la misma esencia insurgente de Milagro y de los grandes luchadores y luchadoras que escribieron y escribirán las mejores páginas de nuestra historia; las páginas de una Argentina justa, libre, soberana, democrática, en la que nadie habrá de estar a la intemperie. 

Todos y todas somos Milagro. 

MESA NACIONAL DE NUEVO ENCUENTRO 
Buenos Aires, 16 de enero de 2017

Comentarios