Sabbatella: “La acusación de Nisman era una operación política, una parodia publicitada por Clarín”

26.02.2015 | Nacional

Sabbatella: “La acusación de Nisman era una operación política, una parodia publicitada por Clarín”

“Estaba claro que la denuncia era una operación política, armada bajo el influjo de pruebas falsas e inconsistentes aportadas por espías y por agentes extranjeros; una parodia aberrante e insustancial, publicitada hasta el hartazgo por el Grupo Clarín con la que intentaron confundir y generar malestar en la sociedad contra Cristina y el Gobierno”, consideró Martín Sabbatella y agregó: “El juez Rafecas actuó en consecuencia con lo que dijeron todos los juristas serios del país en relación a que no hay elementos sólidos para sostener la gravísima acusación que hizo Nisman”.

Esta mañana el juez federal Daniel Rafecas desestimó la acusación del fiscal Gerardo Pollicita que reprodujo la denuncia preparada por el exfiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “La evidencia reunida -concluye Rafecas-, lejos de sostener mínimamente la versión fiscal, la desmiente de un modo rotundo y lapidario, llevando también a la misma conclusión de la inexistencia de un delito”.

El funcionario nacional y referente de Nuevo Encuentro expresó que “el fallo de Rafecas le pone un punto a la operación montada alrededor de la supuesta investigación de Nisman y demuestra que la mentira tiene patas cortas, aunque muchos medios, funcionarios judiciales y dirigentes políticos hagan lo imposible por estirarlas”. “Cuando se develan manipulaciones como éstas, se renueva el dolor por las víctimas de la AMIA, que merecen una Justicia que una parte del Poder Judicial se ensaña en negarles”, opinó.

Por último, Sabbatella destacó la actitud del juez Rafecas: “Debería ser normal que un juez actúe seriamente, en base a derecho, con absoluta independencia y que no tema ser descalificado y escrachado por el imperio mediático que comanda Magnetto y por la dirigencia opositora que orbita a su alrededor. Pero en este contexto, en el que la corporación judicial aparece como un actor central de la política, liderando la embestida opositora, el fallo de Rafecas se destaca por su contundencia y seriedad, pero también porque trasciende la avalancha de agravios que esa oposición mediática le dedica a cualquiera que no se alinee”. “No tengo dudas de que el Grupo Clarín usará toda su usina de odio y de mentiras para descalificar al juez y para ensuciar la investigación, porque su única ambición es desestabilizar al Gobierno y no tienen piedad con aquel que actúa con independencia sin rendirse a los propósitos de Magnetto”, concluyó.

Comentarios