Macha: “La violencia de género es una de las más importantes violaciones a los Derechos Humanos”

26.11.2014 | Buenos Aires

Macha: “La violencia de género es una de las más importantes violaciones a los Derechos Humanos”

“La violencia de género ha sido, y sigue siendo, un delito oculto, invisible. La consideración de que las mujeres somos objetos de propiedad de los varones es la regla de principal del patriarcado. Si el poder es masculino, la capacidad de corregir y castigar también es de los varones. La violencia de género reduce a la mujer a un objeto”, explicó hoy la senadora Mónica Macha en el marco de las jornadas "La perspectiva de género y el desafío de construir otras masculinidades" que se llevó a cabo en el Senado provincial.

La legisladora por Nuevo Encuentro advirtió que la violencia de género "es probablemente, de las violaciones a los Derechos Humanos con mayor aceptación social. La base y el origen de la violencia de género, el patriarcado, sigue siendo hegemónico como sistema de ordenamiento de las relaciones sociales". "Falta aún mucho trabajo de concientización para visibilizar la relación de poder que se juega en la desigualdad de género. La violencia contra la mujer es consecuencia directa de la discriminación y la persistencia de las desigualdades de género”, agregó Macha.

En Argentina, según los estudios de la Casa del Encuentro, se produce un femicidio cada 30 horas. Casi trescientas mujeres fueron asesinadas en el país durante 2013 como consecuencia de la violencia de género. Estudios sobre homicidios que impulsó el juez Raúl Zaffaroni a través del Instituto de Investigaciones de la Corte, muestran altísimos porcentajes de homicidios cometidos en contextos de violencia intrafamiliar. En términos estadísticos, los ciudadanos argentinos tienen más probabilidad de morir por causa de la violencia intrafamiliar que por situaciones vinculadas a los delitos contra la propiedad.

“La tarea de la militancia comprometida con la cuestión de género es hoy una de nuestras mayores herramientas de transformación en la batalla cultural. Por un lado, para visibilizar el problema jerarquizándolo en la agenda. Sobre todo sabiendo que hay un muy alto nivel de cifra negra ya que hay una gran falta de denuncia de los delitos vinculados a la violencia de género”, consideró la legisladora kirchnerista . “La militancia es fundamental para debatir y visibilizar el problema en todos los espacios de la vida social, comunitaria y cotidiana. La dimensión cultural es la más importante para lograr cambios realmente transformadores de esta realidad. La base del conflicto que supone la violencia de género es el patriarcado. Y es esto lo que sólo vamos a lograr cambiar desde la lucha cultural y desde un profundo compromiso para transformar nuestras prácticas”, señaló la senadora por NE.

La Jornada de debate "La perspectiva de género y el desafío de construir otras masculinidades" fue organizada por la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías del Senado, Mónica Macha, junto a su par de la Comisión de Igualdad de Trato y de Oportunidades y Discapacidad, la senadora Marina Moretti.

“La propuesta de la jornada fue discutir sobre el desafío social y cultural que todavía tenemos de construir otros modelos de masculinidad. La desigualdad de género, y su principal consecuencia, la violencia de género, expresan un tipo de relación social. La transformación real de estas prácticas no se logrará hasta tanto modifiquemos las prácticas de las dos partes de la relación. Las prácticas de quienes son violentadas y las prácticas de quienes son violentos. Y está claro que la respuesta punitiva exclusivamente es insuficiente y no es transformadora. Organizamos esta jornada para discutir la dimensión simbólica y cultural de la violencia de género”, explicó Macha.

Participaron de los paneles de debate Fernanda Raverta (Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la provincia); Lucía Portos (diputada); Cynthia Ottaviano (Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual); Delia Anion Suarez (especialista en Estudios de Género por la Universidad Nacional de Luján); Claudia Vasquez Haro (Directora del Observatorio de Comunicación, Género, Diversidad y Derechos Humanos de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP); Marcelo Romano (Presidente de la Asociación Civil Decidir).

Adhirieron a esta jornada, realizada en el marco de las actividades por el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres, Paula Ferro (Responsable de área de Salud y Derechos del Consejo Nacional de las Mujeres) y por Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski (Directora Ejecutiva).


Datos sobre la fecha

El 25 de noviembre fue declarado Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) en julio de 1981. En él, las mujeres denunciaron la violencia de género a nivel doméstico y la violación y el acoso sexual, incluyendo la tortura y los abusos sufridos por prisioneras políticas. Se eligió el 25 de noviembre para conmemorar el violento asesinato de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. Sus cadáveres destrozados aparecieron en el fondo de un precipicio. Para el movimiento popular y feminista de República Dominicana históricamente estas mujeres simbolizan la lucha y la resistencia. En el año 1999, la ONU dio carácter oficial a esta fecha.

Comentarios